Aquellas maravillas mecánicas

Se dice que durante el siglo XVI, un extraño hombrecillo recorría las calles de Toledo. Este era, ni más ni menos, que un autómata; el llamado “hombre de palo”. Éste se atribuyó a Juanelo Turriano (Cremona, 1501- Toledo, 1585), un inventor del siglo XVI al que el olvido hizo desaparecer casi por completo, pese a…